12.23.09

Jesús, Esperanza Para la Humanidad

Posted in Evangelismo at 1:35 am por Administrator


El mundo nos atrae y nos presiona

La temporada navideña
puede a veces estar
lejos de ser feliz

Todo parece alergia y felicidad en esta época, pero en realidad es una de las épocas más estresantes del año porque tenemos que hacer mil cosas, regalos y otros asuntos como ver a familiares y amigos, también confrontar nuestros propios problemas, extrañar a nuestros seres queridos y aun enfrentar nuestros pecados.
En este ambiente lo invitamos a tomarse el tiempo para reflexionar sobre nuestra urgente necesidad de anunciar el Evangelio en nuestro tiempo, esta es la mejor oportunidad, claro que es importante ser amable, no impositivo, y siempre en amor, discutir con enojo el mensaje de amor es contradictorio.


Ay de los sabios en sus propios ojos...

Ay de los sabios
en sus propios ojos…


Mientras la humanidad sigua confiando y actuando de acuerdo a su propia sabiduría, seguirá aumentando el sufrimiento, la violencia, la pobreza, la injusticia, la discriminación y la corrupción en el mundo. El Espíritu Santo por medio del profeta Isaías dijo: ” !Ay de los sabios en sus propios ojos, y de los que son prudentes delante de sí mismos!” (Isaías 5:21)
Muchos intentan lograr la paz en el mundo en sus propios términos. Pero, “Si Jehová no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican …” (Salmo 127:1a)
Si bien los laicos pueden construir su confianza en sus torres de Babel, sólo el Señor en última instancia, lograra la justicia en la tierra. Así que no confianza en el hombre únicamente es posible, que es hecho de polvo. Sólo la fe en Cristo es la última instancia, y El lograra una paz que el mundo nunca ha conocido.

El día que El Señor juzgue a las naciones, el Mesías reinará sobre la tierra y el pueblo

Al regreso de Jesus habra un nuevo orden - Ilustracion:Uribaani
Cuando Cristo regrese
vendra un nuevo
orden



“Y juzgará entre las naciones, y reprenderá a muchos pueblos; y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra. ” Isaías 2:4

Esto no se conseguirá a través de planes políticos del hombre, pero es un acontecimiento importante que el Señor ha prometido, y El lo hará.

Cuando Cristo regrese a consumar la redención de su pueblo va a crear un nuevo cielo y una nueva tierra, donde los ciudadanos y los líderes de su Reino se someterán a su gobierno soberano. Pero para los que ahora se niegan a ceder a Cristo, la ira del Dios Todopoderoso será incontrolable. Pero Él, en su misericordia concede el indulto a todos los que abandonan la justicia propia, su autonomía, sus pecados, y pondrá el universo a su disposición, con nuestro Señor Jesucristo, porque solo en El están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y el conocimiento. (Colosenses 2:3 NVI). Y solo pensar sin estar en su presencia seria toda riqueza y poder en vano.


Un mundo nuevo, a la verdadera libertad...-Foto:Fabio Giolito

Un mundo nuevo
y junto a Dios…
que honor!


A la espera de la verdadera libertad, un mundo nuevo y mejor en el advenimiento de Cristo, a su lado, vemos una crítica situación de nuestro mundo que da origen a grandes inquietudes sobre el futuro de la humanidad. Así los cristianos debemos, con la ayuda de la gracia de Dios, dejar de lado cuestiones secundarias, como las posturas culturales y políticas y más bien utilizar nuestra propia vida como una oportunidad para propagar la noticia del Evangelio (la única esperanza para la humanidad) hasta los confines de la tierra.

Podríamos decir que si El nos permitiera pasar nuestros esfuerzos para cambiar las leyes de nuestra tierra e incluso imaginar que tengamos éxito en hacerlo. ¿Se agrada Dios por la obediencia externa a sus leyes por los escépticos? Esos que no gozan con un corazón renovado, ¿que ama a Cristo? Si se aprobaran todas las leyes, logrando prohibir todos los actos externos del mal y, sin embargo, si esto se hace sin la obediencia al primer mandamiento, para adorar al único Dios verdadero, solo, entonces ¿qué habremos ganado realmente?

Por lo que la moral puede ser tan condenable como la inmoralidad, si no se hace desde un corazón que ama a Cristo y teme a Dios. Pero, debido a la condición de nuestros corazones, esto no es algo que se produce por los esfuerzos naturales del hombre. “Porque día de Jehová de los ejércitos vendrá sobre todo soberbio y altivo, sobre todo enaltecido, y será abatido.” (Isaías 2:12)


En nosotros cae la responsabilidad de dar las buenas nuevas -Foto:Jeff Jensen

Cristo nos dio
la oportunidad de
compartir las buenas nuevas

Entonces, ¿hay alguna esperanza para la humanidad? Sí. Podemos alegrarnos de que existe esperanza, esta esperanza se encuentra en el evangelio de Jesús Cristo. Así, el mandato de Cristo de evangelizar a todas las personas sigue siendo la prioridad máxima para nosotros. “Porque El es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación” (Efesios 2:14).

Así que si usted busca un planeta mejor, activamente quiere justicia y la paz en este mundo, abandone sus propios planes, que son vanidad, porque con solo el corazón del hombre es incapaz de lograrlo por su cuenta. Cristo sólo servirá para alcanzar este a través de su pueblo en ese día. Y El nos usa a todos y cada uno de los que conocemos la gloria de su amor para ir y buscar, compartir esa alegría, y contagiar ese amor.

Porque un niño nos es nacido y sera llamado El Principe de Paz
Porque un niño nos es
nacido y sera llamado
El Principe de Paz


“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.” (Isaías 9:6-7)